accidentes
 

ACCIDENTES COSTEROS

 

Como se ha visto Colombia está bañada por dos océanos. Tiene costas sobre el mar Caribe o de las Antillas, que es una dependencia del océano Atlántico y sobre el océano Pacífico.

La costa atlántica tiene 1.600 km de longitud. Se extiende desde la bahía de Cocinetas, en el límite con Venezuela, hasta el cabo Tiburón, en la frontera panameña. En ella se suceden alternadamente los acantilados y las playas o costas bajas.

La costa del Pacífico es más corta, mide 1300 km desde el límite con Panamá, cerca de punta Ardita, hasta la desembocadura del río Mataje, en la bahía de Ancón de Sardinas. Acantilada en su parte norte, es baja y arenosa en el sur.

ACCIDENTES DE LA COSTA DEL CARIBE

Las principales características del litoral Atlántico son las siguientes: convexidad vuelta hacia el océano, formada por tierras de emersión y de sumersión; en ella se alternan las costas altas como remate de la Sierra Nevada de Santa Marta y las bajas, pantanosas, anegadizas y ardientes.

El litoral del Atlántico tiene una longitud de 1600 km, desde Castilletes, en La Guajira, hasta cabo Tiburón, en los límites con Panamá. Sus accidentes principales son:

  1. Península de La Guajira
    Es el límite máximo hacia el norte del continente suramericano. Se encuentra en el extremo norte de Colombia, es el accidente más notable en el atlántico y la única península del país. Es baja, arenosa y alargada. En ella se distinguen la punta Gallinas y el cabo de la Vela. Comprende numerosas bahías de las cuales las más importantes son bahía Honda, amplia y profunda que tiene como su principal fuente económica la sal marina y la bahía de Portete.
  2. Bahía de Santa Marta
    De gran belleza natural (es calificada como la bahía más bella de América) en ella se encuentra el puerto marítimo de su nombre, uno de los más importantes de Colombia y terminal del ferrocarril del Atlántico. El mar, al internarse en la bahía de Santa Marta, forma un verdadero lago salado: la ciénaga de Santa Marta.
    Desde la bahía de Santa Marta hasta el golfo de Urabá estas costas atlánticas son muy recortadas y presentan numerosos cabos, bahías y playas. En algunos tramos, la costa es pantanosa, con extensas ciénagas.
    Más hacia el oeste, se hallan el cabo de la Aguja, las puntas de Barú, Canoas, San Bernardo y el cabo Tiburón.
  3. Bahía de Barbacoas
  4. Desembocadura del río Magdalena
    El río más importante de Colombia (Magdalena) desagua por las Bocas de Ceniza. Barranquilla es el puerto más destacado de éste río, como terminal del comercio con el interior del país y punto de partida del comercio externo.
  5. Bahía de Cartagena
    En ella está ubicado el puerto de su nombre de gran importancia histórica y turística, así como centro cultural de gran tradición. Está comunicada con el río Magdalena a través del canal del Dique.
  6. Golfo de Morrosquillo
    En él desemboca el río Sinú. Encierra la bahía de Cispatá. Allí se encuentra Coveñas, de gran importancia como centro turístico y terminal del oleoducto Tibú-Coveñas.
  7. Golfo de Urabá
    En este golfo desemboca el río Atrato, uno de los más caudalosos del mundo; figura en los planes de un futuro canal interoceánico. Encierra las bahías Candelaria y Colombia.
  8. Cabo Tiburón
    Su mayor importancia obedece a su situación limítrofe con Panamá.

ACCIDENTES DE LA COSTA DEL PACÍFICO

Muy diferente es el litoral sobre el océano Pacífico. Mientras en la costa atlántica se alternan los acantilados y las playas, en el Pacífico los acantilados se encuentran solamente al norte del cabo Corrientes. El litoral del Pacífico ofrece escotaduras de excelentes condiciones físicas, tales como su amplitud, profundidad y numerosos ríos.

Posee una longitud de 1300 kilómetros entre sus puntos extremos que son: los límites con Panamá al norte y los límites con Ecuador en el río Mataje al sur. Es cóncava hacia el océano; el cabo Corrientes divide esta costa en dos sectores diferentes: el norte, alto, escarpado, menos húmedo y más sano que el sur, que es un sector bajo, húmedo, anegadizo y malsano, formado por los sedimentos que los ríos arrastran hasta el océano.

Los principales accidentes de esta costa, son de norte a sur: Punta Ardita, la bahía de Humboldt, puntas Cabo Marzo y Cruces, el golfo de Cúpica, bahía Solano, profunda y amplia, punta San Francisco Solano, el golfo de Tribugá, cabo corrientes, Bahía de Buenaventura que comprende a la bahía de Málaga. En ésta y sobre la isla de Cascajal, está ubicado el puerto de Buenaventura, extendido también al continente, que es el más importante de este litoral; en el golfo de Tumaco se localiza el puerto de su nombre, segundo en importancia en esta costa. También se encuentran el Cabo Manglares y la Bahía de Ancón de Sardinas.

IMPORTANCIA DE LAS COSTAS COLOMBIANAS

Las costas de Colombia, tanto la Atlántica como la del Pacífico, presentan condiciones poco favorables de salubridad, derivadas principal mente de su clima. Las del Caribe son algo más hospitalarias y a eso se debe la instalación de ciudades más populosas y progresistas.

Por el litoral antillano entraron a Colombia los conquistadores españoles. El puerto de Cartagena fue uno de los más importantes del Caribe durante la colonia. Los españoles construyeron en él fuertes —como el de San Felipe— para defender la plaza de los continuos ataques de los piratas y corsarios.

En la costa del Caribe hay más puertos que en la del Pacífico, debido a que, por medio de ese mar, hay comunicación con más países vecinos. Los principales puertos son Ríohacha, Santa Marta, Barranquilla, Puerto Colombia y Cartagena.

Sobre el litoral oeste, en cambio, sólo Buenaventura es importante, aunque Tumaco ha adelantado mucho. Son muy interesantes y atractivas para el turismo las ruinas de Santa María la Antigua del Darién —primera población fundada por los españoles en nuestro país— cerca del lugar donde el río Atrato desemboca en el golfo de Urabá.

Debido a sus favorables caracteres, todas las bahías del norte del Pacífico —en especial la de Humboldt— figuran en los proyectos de construcción de canales interoceánicos, para unirlas con el río Atrato y el golfo de Urabá. La futura realización de una obra de esa naturaleza, como el actual desarrollo de la flota mercante Gran Colombiana, contribuirán al progreso general de la nación.

Con respecto a la riqueza pesquera del litoral colombiano, puede afirmarse que ella es muy grande, a pesar de que aún no se explota ni aprovecha convenientemente.